Archivo de la categoría: Tecnologia

Reciclado de productos electrónicos en américa latina?

Cuando los fabricantes de aparatos electrónicos anuncian la creación de un nuevo modelo de computadora o de teléfono celular millones de personas en todo el mundo celebran y salen corriendo a adquirir la última tecnología. Hasta el 90% de un aparato electrónico es reciclable y algunos de los materiales que se obtienen son de alto valor. A pesar de ello, en América Latina sólo se recicla alrededor del 10% de los desperdicios, según Rullo. ¿A qué se debe?

Ecoapps ecología desde el móvil

La ecología ya puede ser “portátil” a través de las aplicaciones para móviles que ayudan a cuidar el medio ambiente.

Aunque los teléfonos móviles estén fabricados con materiales muy contaminantes, se ha llegado a producir la paradoja que en la actualidad se han convertido en fieles aliados de quienes están preocupados por el medio ambiente y por el cuidado de nuestro planeta.

 

ecoapps

 

El asunto en cuestión es la creación de unas novedosas aplicaciones para móviles que nacen y crecen a raíz de la mayor concienciación y preocupación social por todo lo referente al respeto y cuidado de la Tierra.

La mayoría de estas aplicaciones son gratuitas y se encuentran disponibles en las tiendas de “apps” más comunes para sistemas tanto Apple como Android. Hasta el momento no hay muchas pero es muy probable que dentro de poco tiempo se amplíe la oferta de aplicaciones ya que el interés es cada vez más creciente.

Una muestra de ello es el primer premio creador por la Organización de las Naciones Unidas para las Tecnologías de la Información y la Comunicación, en colaboración con Telefónica, para desarrollar este tipo de aplicaciones. El galardón premiaba la mejor idea para contribuir al cuidado del medio ambiente y la ganadora fue una estudiante venezolana afincada en España que diseñó “smart recycling”. Esta aplicación se ha creado para dar información de calidad sobre puntos de reciclaje en función de los distintos materiales en el ámbito local.

A parte de este ejemplo, podemos encontrar otras aplicaciones para ayudar a reciclar, calcular la huella de carbono de nuestros actos, intentar contaminar menos con la conducción y de paso ahorrar combustible, entre muchas otras.

Las “apps” más populares

Gogreen: para los que necesiten consejos cotidianos. La aplicación aporta cada día consejos ecológicos para guardar y aplicar. Tiene el valor añadido que el usuario puede autoevaluarse y saber cuál es su grado de implicación.

Ecohuerto: aplicación que guía al usuario a través de la difícil tarea de plantar hortalizas, especias y plantas medicinales en casa con éxito.

Movisol: ha creado una aplicación que aporta datos del modo de conducción del usuario para hacer ésta más eficiente y económica. Ahorrar gasolina para ganar en medio ambiente.

Green Meter: utiliza el acelerómetro del iPhone para calcular la eficiencia del carburante del coche. Esta aplicación avisa cuano el conductor pisa mucho el acelerador (lo que conlleva un mayor gasto de combustible) o si la marcha en la que se circula no es la más adecuada.

iRecycle: es un instrumento bueno para quienes no quieran tirar a la basura nada que se pueda reciclar. Esta aplicación puede decir cómo, dónde y cuándo reciclar casi cualquier cosa. Emplea la ubicación del usuario del teléfono móvil para darle detalles para encontrar los puntos de recogida de materiales, horarios de los centros de reciclaje y otros datos útiles. Además, lo clasifica por tipo de material: desde papel a pilas. Es similar a la aplicación premiada “Smart recycling”.

Zero Carbon: es una de las calculadoras de huella de carbono más completa porque no sólo hace consciente a quien la usa de cuánto CO2 emite a la atmósfera con un traslado de coche o con sus propios hogares sino que además ofrece recomendaciones para reducirla.

Carbon traker: es otra aplicación más conocida que identifica el dióxido de carbono que emites a la atmósfera en los recorridos del coche.

Pollution: es otra de las apps que aporta información en tiempo real de la calidad del aire, basándose en los datos de los medidores instalados en las ciudades. Incluye datos de 1.380 ciudades de todo el mundo y es gratis.

Fuente: ideal Quenergía

Un nuevo servicio en línea ofrece información ambiental y cartográfica

http://www.tendencias21.net/Un-nuevo-servicio-en-linea-ofrece-informacion-ambiental-y-cartografica_a9514.html

¿Cómo aprovechar el calor disipado en las computadoras?

Si tenemos en cuenta que los centros de datos de todo el mundo consumen el 1% de la energía consumida a nivel mundial y, además, todos los procesos de IT a nivel mundial (centros de datos, comunicaciones, equipos de escritorio, etc) generan una huella de carbono equivalente al de la industria aeronaútica (un 2% de las emisiones globales), adoptar sistemas que consuman menos y sean mucho más eficientes es un compromiso que todos debemos adquirir. Un servidor, o cualquier ordenador, desperdicia energía en tiempos muertos y, además, también lo hace en forma de calor disipado (que también se pierde). Pensando en aprovechar esta energía perdida, un equipo del Instituto Técnico-Físico (PTB) de Braunschweig (Alemania) ha desarrollado un sistema capaz de aprovechar este calor para controlar circuitos electrónicos que permitirían conmutaciones mucho más rápidas, almacenar datos de una manera mucho más eficiente y, además, controlar mejor los efectos parásitos (en forma de corriente) que aparecen debido al calor generado.

Aunque esta investigación no es aplicable en todos los casos (por ejemplo, no se puede aplicar en los transistores basados en el silicio), sí que tiene aplicación en los dispositivos que se fundamentan en estructuras de túneles magnéticos (como los conmutadores que se incluyen en las memorias MRAM, es decir, memorias RAM magnéticas) o en los cabezales de los discos duros. En estas estructuras de túnel, se colocan dos piezas de material magnético que forman una especie de sandwich al estar separadas por un medio aislante de 1 nanómetro de espesor.

Si ambos polos tienen la misma magnetización, la corriente circula y se cierra el circuito mientras que si no la tienen, la resistividad que presenta es extremadamente alta y, a efectos prácticos, se comporta como un circuito abierto. De hecho, sobre este principio se construyen las MRAMs puesto que según la posición de este interruptor así es el dato que se almacena en este bit de información.

El equipo del PTB ha llegado a la conclusión que la magnetización no es el único factor que afecta al paso de corriente por esta unidad básica de memoria, es decir, que no es lo único que controla la resistividad del sistema, ya que el calor también afecta. Cuando los dos electrodos tienen la misma magnetización, los efectos del calor se notan mucho más, es decir, los efectos termoeléctricos no son despreciables y, básicamente, se pueden utilizar para controlar uno de los electrodos mediante la diferencia de potencial entre el extremo más caliente y el más frío. Al cerrar el interruptor (cuando el momento magnético de ambos electrodos coincide), una corriente termoeléctrica circulará y, por tanto, gracias a este control, realmente, estaremos controlando la corriente termoeléctrica y aprovechando la energía que, normalmente, se disiparía en forma de calor.

Aunque este proyecto está en una fase muy temprana y, prácticamente, es más teórico que práctico; podríamos estar ante un camino que nos conduzca a dispositivos mucho más eficientes que, además de consumir menos, disipen mucho menos calor, algo que en el terreno de los grandes centros de datos sería muy bien recibido porque los costes de refrigeración (y los requisitos ambientales de funcionamiento) podrían bajar bastante, lo cual repercutiría en un considerable ahorro económico.

Imágenes: IBM y PTB

http://hipertextual.feedsportal.com/c/33160/f/538984/s/199c34e6/l/0Lalt10A40A0N0C20A110C10A0Cram0Emagnetica0Eaprovechar0Ecalor0Edisipado/story01.htm

Circuito CMOS orgánico e imprimible

Entre los retos a los que se enfrentan los diseñadores de circuitos integrados encontramos la miniaturización de éstos (para aumentar la escala de integración) y la utilización de materiales orgánicos que permitan la obtención de dispositivos que no perjudiquen al medio ambiente y, por tanto, sean sostenibles. Aunando estos requisitos, ThinFilm Electronics y PARC (el centro de investigación de Xerox de Palo Alto, California) han presentado un prototipo que conjuga estos dos requisitos en un dispositivo que, además, se fabrica “imprimiéndolo” por lo que la producción de estos chips podría hacerse en grandes cantidades (como si de papel continuo se tratase) a un precio muy reducido.

ThinFilm Electronics es una compañía que se dedica al diseño y fabricación de componentes electrónicos, cuyo principal cliente es la industria juguetera (para los que desarrollan memorias de unos 20 kilobytes de almacenamiento para juguetes y juegos) pero, gracias a la colaboración con PARC, han comenzado a utilizar transistores para añadir ciertas funcionalidades a sus chips de memoria para que, por ejemplo, puedan evolucionar hacia el desarrollo de sensores o etiquetas inteligentes. Gracias a la extrema delgadez e integración conseguida por ambas compañías, el chip resultante es tan barato y simple que se puede fabricar imprimiendo grandes rollos puesto que está formado por una base plástica en el que se depositan capas de plata y otros metales (que se depositan como si de tinta se tratase) con un espesor de de decenas de nanómetros.

Con este sistema de fabricación, que recuerda a una imprenta tradicional, se pueden conseguir tiradas que oscilen entre 0,5 y 3 millones de circuitos de una sola tirada a un coste mucho menor que la fabricación de circuitos sobre silicio, eso sí, las capacidades del dispositivo son muchísimo menores porque además de varios transistores y algo de memoria, éste no da mucho más de sí.

¿Y qué se puede hacer con un rollo de medio millón de circuitos? Si tenemos en cuenta que nos encontramos con un circuito simple que posee una memoria, estaríamos delante de unos sistemas de almacenamiento muy básicos que podrían servirnos para desarrollar múltiples aplicaciones con un coste de apenas unos céntimos de euro por unidad. Según la compañía, este circuito podría ser utilizado para realizar un etiquetado de productos en un almacén (al estilo de RFID) o para etiquetar productos biológicos (como alimentos) con un chip que es perfectamente compatible (al estar realizado sobre una base plástica). De hecho, podría servir de interfaz con sistemas mucho más complejos si se utilizase como adaptador (por ejemplo como base para añadir la tecnología NFC a un terminal móvil que no la tenga).

Según Davor Sutija, director ejecutivo de ThinFilm Electronics, esperan poder añadir sensores inteligentes a este dispositivo a finales de 2012, convirtiendo este prototipo en un circuito sensor de baja potencia y coste reducido. El tema del precio es importante puesto que, aunque los circuitos basados en el silicio son baratos, su precio hace que no sean productos de “usar y tirar”, sobre todo el campo del RFID.

De todas formas, este chip aún está en una fase muy temprana porque, por sí mismo, no es capaz de transmitir señales (sin ser estimulado previamente) puesto que carece de fuente de alimentación pero, en un futuro, podría evolucionar hasta obtener sistemas que transmitan información (etiquetas electrónicas para almacenes, etiquetados de productos alimenticios, NFC, etc), pero el camino iniciado augura bastantes posibilidades para el desarrollo de nuevos sistemas.

http://hipertextual.feedsportal.com/c/33160/f/538984/s/1976b9d4/l/0Lalt10A40A0N0C20A110C10A0Ccircuito0Ecmos0Eorganico0Ee0Eimprimible/story01.htm

Teléfonos móviles y cáncer: la conclusión de una investigación a gran escala

La historia polémica sobre la correlación entre el uso de teléfonos móviles y la aparición de cáncer tiene un nuevo capítulo. Hace unos meses ONU dijo que los móviles son posiblemente cancerígenos y recientemente Escepticos dedico un programa al tema. Como quiera que sea, el resultado de una investigación danesa con 15 años de duración afirma, en pocas palabras, que tal correlación no existe, por lo menos a la fecha.

El estudio fue publicado en un artículo científico de nombre “Use of mobile phones and risk of brain tumours: update of Danish cohort study”. La investigación tiene como objetivo investigar el riesgo de tumores en el sistema nervioso central entre los usuarios de telefonía móvil en Dinamarca.

Los 358.403 participantes del estudio fueron todos daneses mayores de 30 años nacidos después de 1925. Esto representa 3.8 millones de años acumulados. Además los participantes fueron divididos en dos grupos: “usuarios” y “no usuarios” de teléfonos móviles antes de 1995. Considerando que entre 1990 y 2007 hubo 10.729 diagnósticos de tumor del sistema nervioso central, estos fueron los resultados:

En usuarios con mayor historial de uso de teléfonos móviles (13 años o más), la tasa de incidencia de cáncer fue de 1.03% en hombres y 0.91% en mujeres.

Entre los usuarios que llevaban 10 años o más suscritos a la telefonía móvil, la tasa de incidencia de gliomas fue de 1.04 en hombres y mujeres. En cambio, la tasa de aparición de meningiomas (tumores cerebrales generalmente benignos) fue de 0.90 en hombres y 0.93 en mujeres.

Puesto que no hubo indicador alguno de una relación dosis-respuesta (tiempo como usuarios de telefonía móvil y aparición de cáncer en regiones cerebrales, respectivamente), los investigadores concluyeron que a nivel nacional en Dinamarca el uso de teléfonos móviles

no incrementa el riesgo de tumores en el sistema nervioso central, puesto que existe poca evidencia de una asociación causal.

En otras palabras, si el cáncer es el efecto, los móviles no parecen ser una causa. La investigación sigue en curso y esto que hemos recibido solo es una actualización de la que debemos esperar resultados a más largo plazo.

Foto: Alessandro Pinna

http://hipertextual.feedsportal.com/c/33160/f/538984/s/19780a90/l/0Lalt10A40A0N0C20A110C10A0Ctelefonos0Emoviles0Ey0Ecancer0Ela0Econclusion0Ede0Euna0Einvestigacion0Ea0Egran0Eescala/story01.htm

Trabajan en una red P2P de automóviles para mejorar la circulación

BlackBerry de movistar, allí donde estés está tu oficin@